lecturas
llegar

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ini

Una sencilla guía para idear un spot.

Un comercial de televisión, también conocido como spot televisivo, es un soporte audiovisual de corta duración, utilizado en la publicidad para transmitir un mensaje a un público determinado, a través de un medio de comunicación como es la televisión.

Un guión es la preparación literaria del rodaje. Es de gran importancia, ya que esclarece el punto de vista tanto técnico como artístico del spot. Tiene que ser directo y entendible, y para ello, hay que tener muy en cuenta el medio a través del cual se presenta (en este caso, la televisión), así como el público al que irá dirigido.

Existen varios tipos de guiones de comerciales de televisión, algunos con mayor o menor cantidad de información y detalles. Pero lo principal en todos ellos, es lograr comunicar una idea de forma visual y auditiva para poder venderla.

Los pasos para crear un guión para un comercial son los siguientes:

  1. Pensar en una idea: hay que pensar en algo original, que pueda relacionarse
    de forma significativa al producto o mensaje que quiere transmitirse al público.
    Se puede pensar en varias ideas, hacer borradores, y luego ir desechándolas
    hasta obtener una adecuada.
  2. Pensar en una historia para esa idea: hay que tener en cuenta elementos como el escenario, la hora, la ubicación, los personajes, todo lo que sea necesario para presentar la idea
  3. Escribir la historia en un párrafo: aquí ya deben tenerse en cuenta más detalles, para dar una correcta descripción de cómo se desarrollará la historia
  4. Reflexión: ya escrita la historia, siempre es conveniente hacerse las siguientes preguntas, para poder asegurarse de que el mensaje vaya bien encaminado:

    •  ¿El mensaje es creíble? ¿Es convincente?
    •  ¿Facilita la conexión con sus destinatarios?
    •  ¿Comunica bien el beneficio del producto/marca?
    •  ¿Tiene la suficiente originalidad?
    •  ¿Podrá ser entendido con la suficiente claridad por parte del receptor?
    •  ¿Consigue llamar la atención del receptor?
    •  ¿Se hace recordar fácilmente?
    •  ¿Contribuye el mensaje publicitario a alcanzar los objetivos?
  5. Guión literario: aquí se finalmente se escribe por secuencias que es lo que ocurre, cuando, donde y como, detallando cada acción y personaje. Al ser un guión para la televisión, las descripciones deben ser extremadamente visuales y específicas.

Finalmente, cabe mencionar algunos detalles que también deben ser tomados en cuenta:

  • La duración del spot: los formatos más comunes son entre 20 y 30 segundos,
    así que cuando se desarrolle la idea, hay que procurar que se adapte al rango de tiempo dado.
  • Revisar la ortografía y gramática del guión: Un guión mal redactado puede botar
    tu idea, ya sea porque no se entienda bien o porque denote poco profesionalismo
    y poco cuidado en el detalle.
  • Realizar un storyboard: si bien es opcional, resulta válido presentar una serie
    de ilustraciones que sinteticen, así como que den una representación visual más acertada de todo lo que sucederá en el comercial.
Ahora, ya teniendo el guión terminado, siempre resulta útil para comprobar que todos los detalles están en orden. Y si todo sale bien… felicidades. Acabas de terminar de idear un spot publicitario para la televisión.

 

 

 

Artículo preparado por el Instituto Peruano de Marketing - IPM
Nos interesa conocer tu opinión sobre este artículo. escríbenos a:
informesipm@yahoo.com